Hay muchos modelos de puertas interiores en el mercado, en varios materiales y con diferentes tipos de aberturas. Las puertas interiores de madera tienen muy buenas propiedades de aislamiento acústico y térmico y ofrecen una amplia gama de colores y estilos. Además, es posible personalizar la decoración como se desee, ya que puede ser pintada o manchada. La puerta interior de madera La puerta interior de aluminio atraerá a los amantes de la estética contemporánea. Junto con un tipo de apertura pivotante o deslizante, aporta un verdadero toque de diseño a sus interiores. Además, no requiere ningún tipo de mantenimiento. Sin embargo, es bueno recordar que el aluminio no es conocido por sus cualidades aislantes y la puerta interior de aluminio, además, requiere un presupuesto ligeramente mayor que la puerta de madera.